VIAJO CON MI COMPAÑERO

Cuando me voy de viaje mi maleta,mis cosméticos, mi pijama, mis zapatos…no tienen sentimientos, es más aunque los pierda, que me molestaría un montón, puedo comprar otros. Estoy de acuerdo puede ir en el maletero y en la bodega.

Cuando me voy de viaje y mi compañero de cuatro patas viene conmigo, él tiene sentimientos puede sufrir ansiedad, estrés…mi pijama o mi maleta dudo que tenga esos trastornos. ¿Cómo podemos considerar iguales un ser vivo (ya declarado como tal) y una maleta?

Son seres únicos, insustituibles y está comprobado de manera científica que tienen sentimientos, que establecen sus relaciones y su manera de pensar. Da igual su tamaño. Tienen que estar a nuestro lado en el viaje.

No me gustaría que mis vacaciones se vieran estropeadas cuando al llegar al lugar de destino me llevara la sorpresa de perderlo. Y de qué me sirve que me indemnicen si no lo tengo a él.¿Ese dinero me va a quitar mi dolor? ¡Menudo recuerdo!

Supongo que igual que se ha hecho zona de fumadores y no fumadores se podrá hacer zona de los que viajan y de los que viajan con sus compis de cuatro patas. Todo es proponérselo, mentalizarse y educarse para cambiar y avanzar. Ellos que nos ayudan muchas veces en los peores momentos no podemos abandonarles cuando lo estamos pasando bien. Ellos,no lo harían.

Muchos países lo ven normal,incluso en Austria pueden acompañarte a la visita al médico. Como dijo GANDHI:» La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que se trata a sus animales”. Pensarlo. Es cierto.

No se trata de luchar por ello sino de pensarlo. Entre todos podemos conseguir menos abandonos por las facilidades que se nos puedan poner y no todo sean impedimentos para hacernos creer que son una carga. Me gustaría escuchar: “Nos vamos todos de vacaciones”porque él es parte de la familia y disfruta con nuestras cosas, se adapta, es paciente… es uno más.

M.Garblan

                                                                                             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *